Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.Más información

Contribuyentes

DIAS ONLINE

Seguidores

Google+ Followers

sábado, 2 de mayo de 2009

La pelea por las listas y la millonaria multiplicación de los subsidios


EL AGUJERO NEGRO


“–¿Su hijo heredará el sindicato?
–Siempre vuelven con lo mismo. ¿Si su hijo quiere hacer periodismo, usted le va a decir que no? ¿Cuál es el problema?
–No es lo mismo…
–Claro que sí, el tema no es que ellos quieran. Los tienen que votar, los tienen que elegir, si no, no estarían donde están. Eso vale para Pablo como para Facundo, están en el lugar donde los ponen los afiliados, no donde los pongo yo.
–¿Su esposa también trabaja en la Obra Social?
–Sí, es coordinadora de la Obra Social.
–Que su familia esté tan ligada al gremio despierta muchas críticas…
–La única crítica que me importa es la de los afiliados y ellos no me cuestionan nada”.

De Hugo Moyano a Reynaldo Sietecase, en la revista C, 2 de marzo de 2008.

Moyano admira a Hoffa, el presidente de la Hermandad Internacional de Camioneros entre 1957 y 1964.

–Todo lo que se mueve es de Camioneros –dijo Hoffa, que logró reunir a todos los gremios del transporte. Jack Nicholson y Danny De Vito llevaron la vida de James Riddle Jimmy Hoffa al cine en 1992. Hoffa fue encarcelado por sobornar a un jurado, logró el perdón de Nixon y desapareció en un parking en julio de 1975. Su hijo, James P. Hoffa, es el actual líder de la Hermandad.

–Todo lo que se mueve es de Camioneros.

“Acá nos criticaron mucho por incorporar a los trabajadores de la logística, pero esa actividad, que nació en la guerra, está mundialmente reconocida como parte del transporte”, dice Moyano, quien alguna vez viajó a conocer a Hoffa Junior.

El sindicato de “todo lo que se mueve” tiene unos 90.000 afiliados. La cifra aumenta si la fuente es la propia organización: ellos hablan de 140.000. El salario promedio en bruto de un camionero es de unos 4.000 pesos. Por Obra Social, “contribución solidaria” y seguro de sepelio los afiliados le dejan al sindicato unos 546 millones al año. Mientras el resto de los gremios retienen entre el 1 y el 2% del salario, Moyano recibe el 3% de contribución solidaria, más el 1,5% de los salarios brutos por seguro de sepelio lo que, sumado al 3% de descuento por obra social, eleva la retención al 7,5%, una de las más altas de la actividad privada. El convenio 40/89 firmado con las empresas del sector contempla el aporte de éstas en “actividades culturales y de capacitación”, de 0,5%, y el “aporte para la profesionalización del autotransporte de cargas y la capacitación de los trabajadores”, del 2% de los salarios básicos. El 2,5% de aporte regular de las empresas sobre los básicos completa el escenario con otros 73 millones anuales. Pero éste es el piso. Lo interesante de esta historia son los subsidios.

NO VOY EN TREN, VOY EN CAMIÓN. El acto del 1 de mayo fue multitudinario, ordenado y logró su único objetivo: que el teléfono sonara desde Olivos. La Presidenta y el copresidente llamaron exultantes a Moyano para agradecerle.

Hasta la pelea con Ocaña por la caja de la Superintendencia de Servicios de Salud parece haber quedado atrás. El festejo adelantado del jueves 30 hizo que varios gremios declararan asueto o cese de tareas: los judiciales, la Asociación del Personal Legislativo, sectores de la UOCRA, la UTA y Camioneros. Los afiliados colmaron las cinco cuadras de 9 de Julio entre Belgrano y Estados Unidos a un costo de unos mil pesos por micro (el paquete turístico incluye traslado –$ 300 desde el primer cordón, $ 400 desde el segundo– más “estímulos individuales” a punteros y asistentes). Se instalaron unos 150 baños químicos a un costo de $ 300 cada uno, y pudieron verse unos veinte dirigibles inflables (a unos $ 2.000 cada uno): lápices gigantes de SADOP, Sindicato Argentino de Docentes Privados, una inmensa ubre voladora del sindicato lechero, un trencito de La Fraternidad y un barco del Sindicato Marítimo, todos atendidos por un inflador que cobraba $ 300 por dirigible. Para terminar con el mito del choripán, varios vendedores entregaban hamburguesas o panchos a 5 pesos. Unos 200 mil pesos de alquiler de audio y armado del palco y otro tanto, quizás un poco más de afichaje y avisos televisivos, completan la cuenta del acto de Moyano.

Las promesas del copresidente incluyen una banca para Héctor Recalde en la provincia (por lo que a la CGT oficial no le cayó en gracia la designación de María Eva Guevara como tercera en la boleta) y un lugarcito en Capital, que sería ocupado por Piumato.

HABLEMOS DE PLATA. La interna Ocaña-Moyano se desató por los así denominados “sobrantes del sistema”, fondos que se acumulan después de la distribución de la AFIP y la ANSES a las obras sociales y que suman unos 1.000 millones “para prevención” en el acumulado de 2008. Pero esta vez Ocaña frenó la entrega sosteniendo que Moyano iba a hacer un reparto discrecional de los fondos. El organismo que vincula la recaudación política y el rubro de la salud es la APE (Administración de Programas Especiales), que debe asignar partidas a las obras sociales para la compra de medicamentos costosos: hemofílicos, oncológicos y sida. En 2006 la APE manejó 350 millones, en 2007 la cifra se elevó al doble. Hace menos de quince días, en medio de la discusión con la CGT sobre las candidaturas, la Presidenta autorizó la entrega de 156 millones de esos fondos.

Otra de las cajas de Moyano es el fondo fiduciario del Sistema Integrado de Transporte, que se sustenta con una tasa aplicada en todo el país al gasoil, vigente hasta diciembre de 2010, creada por De La Rúa: 20,20% por cada litro que se consume. Ahora ya es del 22%. El dinero cae en las ágiles manos de Ricardo Jaime, que repartió desde la creación del fideicomiso hasta marzo de este año trece mil seiscientos millones de pesos: $ 13.690.996.106, para ser exactos.

El REFOP (Régimen de Fomento de la Profesionalización del Transporte de Cargas”) es una de las cajas más importantes de Camioneros: en 2008 se distribuyeron por REFOP $ 271.651.937, seis veces más que el año anterior.

El primer trimestre de 2009 sigue la misma tendencia: 43.030.712 contra 36 millones del mismo período del año pasado.

Para la Auditoría General de la Nación (Resolución 208 del 3 de diciembre pasado) el fondo fiduciario es un “agujero negro”. Se verificó la ausencia de controles adecuados en naturaleza y alcance que permitan concluir satisfactoriamente respecto de afirmaciones de veracidad, integridad, consistencia y procedencia del quántum de los beneficios otorgados”, dice en su informe la AGN.

POR TIERRA Y POR MAR. Desde el 1 de abril la empresa Ivetra (Instituto Verificador del Transporte) cobra un peaje de u$s 14 más IVA por cada contenedor que ingresa en camión a las terminales del puerto de Buenos Aires. El ex juez de la muzarela, Daniel Llermanos, abogado de la Federación de Camioneros que integra junto a otras amistades de Moyano el directorio de Ivetra. El “negocio” de unos 13 millones de dólares anuales tuvo el visto bueno de De Vido, fue adjudicado sin licitación “en el marco de la modalidad iniciativa privada” y se supone que servirá para financiar un proyecto de inversiones y mejoras en la zona portuaria.

El Belgrano Cargas, una red ferroviaria de trocha angosta que recorre diez mil kilómetros y atraviesa trece provincias, también tiene su pata camionera: la empresa es controlada por Franco Macri, Roggio, EMEPA y en un 5% por la Federación de Camioneros, que compiten con los trenes en el mercado de las cargas.

El vínculo entre Moyano y la empresa de recolección de basura Covelia es una especie de secreto a voces. Covelia presta servicios en San Miguel, Merlo, Lomas de Zamora, Lanús, San Martín, Tres de Febrero, Quilmes, Escobar, Pinamar, Bahía Blanca y el Partido de la Costa. Cada vez que una intendencia intentó renegociar su contrato con Covelia Pablo Moyano se opuso con dureza.

El año pasado la legisladora K Gabriela Cerutti denunció un “acuerdo entre Macri y Moyano para que Covelia, vinculada a los Moyano, se quede con una zona de Capital sin licitación”. El negocio de la basura en Buenos Aires representa unos 1.000 millones anuales y Moyano llegó en persona a la Legislatura para opinar sobre el problema: “Hay que impedir la participación de empresas extranjeras, lo único que falta es que nos vengan a enseñar cómo se levanta la basura”, sostuvo. La licitación se postergó hasta 2010.

jessica Bossi

Nunca se movilizó tanta gente para tan poco

A contramano de los trabajadores del resto del mundo, el universo moyanista se reunió el 30 de abril para recordar el 1 de mayo. Y a diferencia de las centrales de otros sitios de la tierra, que suelen mostrar en sus actos la incorporación de la mujer al trabajo asalariado, este del jueves fue una reunión de hombres, porque son mayoritariamente hombres los afiliados a los gremios del transporte sobre los que el camionero tiene influencia directa.

El escenario elegido fue la avenida 9 de Julio para recordar “el histórico renunciamiento de la compañera Evita”, pero el capo de la CGT no pensaba renunciar a nada. Por el contrario, estaba allí para “reclamar la participación que los trabajadores tienen que tener para fijar cuál es el país que queremos”. Ése era el objetivo que brotaba del discurso de corte defensista que tomó prestado de Néstor Kirchner y la Presidenta: “Tratemos de tener memoria, de acordarnos de lo que nos pasaba apenas seis o siete años atrás. Tengamos un poquito de memoria”.

Habló frente a 80 mil, 90 mil personas. O tal vez 150 mil o 300 mil, como exageraron los organizadores. Nunca, en todo caso, se movió tanta gente para tan poco. El mitin se desarrolló ante la indiferencia y el malhumor de los ciudadanos. Moyano sabía que sería así, pero su puesta tenía un destinatario y estaba en Olivos. “Hay 10 millones de trabajadores formales e informales y tenemos un arma: el voto (...). Pero tenemos que ser muy claros también: si logramos encauzar el voto de los trabajadores (...) –matizó–, esa masa formidable de votantes es la única que puede garantizar un modelo económico que encarne la justicia social”. La frase resultaba compatible con su pretensión de disponer de 16 puestos en las listas del PJ.

Los expertos en liturgia observaron detalles en la concentración interesantes: ningún cartel, ninguna pancarta, hizo mención del presidente del PJ o de su esposa; los hombres que estaban sobre la avenida eran el patrimonio de Moyano, su base social y la de nadie más; el discurso industrialista del trucker se sustentó –son tiempos que corren– en la presencia de trabajadores de servicios; el texto leído incluyó un reconocimiento que debe haber disgustado a la pareja gobernante: el país lleva “seis meses sin crecimiento”. Moyano pide pista. Aseguran que semanas atrás, en la calle Azopardo se discutió la posibilidad de un paro que canalizara la insatisfacción general. La idea fue desechada: se consideró que sería un golpe mortal para los K. Y Moyano lo ha repetido hasta el cansancio: los gobiernos peronistas no caen por su propio peso. La razón es la misma que suelen dar cuando se pregunta por qué en Norteamérica no hay golpes de Estado. “Porque en Washington no hay embajada americana”.

Susana Viau.


Los peligros del voto Kaos


Es un estilo que Carlos Menem y Domingo Cavallo llevaron al extremo del ridículo: “Nosotros o el caos”. Durante el menemato, el riojano y su ministro asustaban a la sociedad con la posibilidad de un regreso a los tiempos de la hiperinflación –la crisis previa en la memoria colectiva– si los votos no afluían al oficialismo.

Esta semana, Kirchner revalidó esa estrategia de asustar a la sociedad con el regreso de hecatombes del pasado. Primero, en el Luna Park, habló del peligro de una vuelta a 2001 si el oficialismo perdía la mayoría legislativa y, al otro día, en San Nicolás, advirtió que si tal cosa ocurría “esto explota”. En lugar de enmendar a su marido con una pizca de sensatez en su rol institucional de presidente, Cristina elevó la apuesta: dijo que en las elecciones del 28 de junio estaba en riesgo “la estabilidad democrática”. Las dos hiperinflaciones no barrieron con la estabilidad democrática. En cierto sentido, tampoco el estallido de la convertibilidad: según el propio Kirchner, el quiebre institucional se debió a la ineptitud de la Alianza y de De la Rúa, quien escapó en helicóptero, algo que –dijo más de una vez– el peronismo nunca haría. Duhalde y Kirchner se encargaron de asegurar la continuidad democrática.

¿En qué piensa Cristina cuando apela a la suma de todos los miedos? ¿La atemorizan Mariano Grondona y Hugo Biolcati, dos dinosaurios políticos, ventilando en un programa de cable sus ansias de que Julio Cobos la reemplace?

(Entre paréntesis, en la Casa Rosada admiten que en esta elección se empieza a dirimir la sucesión del kirchnerismo dentro del peronismo. Nada más, ni nada menos. Mientras, gobernadores y ex gobernadores –Scioli, Reutemann, Schiaretti, Busti, Das Neves y Gioja, entre otros– dialogan por estos días sobre cómo garantizar, en un escenario de recesión y reclamos sociales, la gobernabilidad hasta 2011. Si Kirchner zafa en Buenos Aires, se sentará a esa mesa a negociar también su sucesor).

CUALQUIER COSA.
“Están en campaña, se dice cualquier cosa”, justifica un ministro del Gabinete nacional. La banalización de las palabras que, con razón, se le critica a Elisa Carrió cuando pronostica cada tanto el Apocalipsis es infinitamente más grave cuando esas palabras se pronuncian desde el vértice del poder político. La estrategia “yo o el caos” significa crear un abismo de incertidumbre después del 28 de junio. Sobre todo porque, aun si Kirchner triunfara en Buenos Aires, es probable que el oficialismo resigne la mayoría propia en el Congreso.

No hace falta ser economista para entender que ante los exabruptos del matrimonio presidencial la reacción inmediata, de particulares y empresarios, será postergar toda decisión de consumo o inversión que no sea imprescindible para después de esa fecha. Esperar y ver cómo reaccionan los Kirchner ante la eventualidad de un cambio en la correlación de fuerzas legislativas es, desde esta semana, lo que indica el sentido común. A manera de profecía autocumplida, mayo y junio se convertirían así en dos meses perdidos. Para una economía en recesión, no es poco costo. ¿Para qué convocar desde un atril a la clase media a tomar préstamos para comprar autos o electrodomésticos, si desde otra tribuna se espanta con la posibilidad de que todo explote?

Llamar a los fantasmas de 2001 implica también atizar el proceso de dolarización iniciado hace un año y medio. A diferencia de la convertibilidad, que vivía de los préstamos del exterior, la economía poscrisis de 2002 generó, vía superávit comercial (las exportaciones de bienes y servicios menos las importaciones), las divisas suficientes para sobrevivir sin depender de los capitales externos. Pero aun la economía más sólida puede desmoronarse si la desconfianza en la moneda se evapora.

Entre 2005 y 2007, la oferta de dólares en el país (superávit comercial y entrada de capitales), rondó en promedio los U$S 15 mil millones por año, frente a una demanda anual de U$S 2.000 millones. La diferencia la acumuló el Banco Central en sus reservas. En aquel entonces, los depósitos en pesos crecían a paso firme, y eran pocos los que preguntaban todos los días por las pizarras de la City. Desde fines de 2007, todo cambió. En 2008, la fuga –la demanda de dólares– superó los U$S 21 mil millones. Todos los dólares que ingresaron por la ventanilla comercial (en un año de exportaciones y turismo extranjero récord) huyeron del peso. Se fueron por la ventanilla financiera: al exterior, al “colchón” (cajas de seguridad) y, en menor medida, a depósitos en dólares, que en el último año saltaron del 10% a más del 18% del total de plazos fijos. Durante el primer trimestre de 2009, la corrida sumó U$S 4.500 millones. Este año, tal vez el derrumbe de las importaciones –por la recesión– mantenga un superávit comercial suficiente para abastecer semejante demanda de dólares. De no ser así, la sangría de reservas del Banco Central proseguirá. Después de las elecciones, además, habrá que efectuar cuantiosos pagos de deuda en divisas.

Si el Gobierno no revierte la dolarización de ahorros, la política económica perderá los grados de libertad necesarios para morigerar el daño de la recesión y acortar su duración. No es casual que en los últimos meses se hayan explorado fuentes alternativas de (endeudamiento) ingreso de dólares al país: préstamos del Banco de Basilea tomados por el Central, para disimular la caída de reservas; el swap de monedas “contingente” con el Banco Central chino; créditos de organismos internacionales (Banco Mundial y BID), y hasta la posibilidad de un retorno al FMI después de las elecciones. Algunos economistas –buena parte, kirchneristas– creen que el Gobierno deberá, después de las elecciones, retomar el sendero de devaluación del peso, ya sea por motivos reales (el país está todavía caro en dólares frente a los socios comerciales) o financieros (encarecer la cotización lo suficiente como para terminar con la corrida). ¿Para qué agitar más fantasmas, desde Olivos, sobre el día después?

En lo que va del año, el dólar subió 7,5%, mientras los plazos fijos rinden un 13% anual. ¿Por qué renovar un depósito en pesos, cuando encima del resultado de una elección dependen no sólo la estabilidad económica sino también el orden institucional? Los límites entre una corrida cambiaria y una bancaria son difusos. Desde el Banco Central reconocen que en el último año y medio lograron frenar tres episodios de retiro de depósitos bancarios. Desde esta semana, ¿quiénes favorecen más la corrida al dólar: Néstor y Cristina, Carrió o Cobos?

CINCO INDICADORES.
Es curioso, pero el Gobierno que juguetea con que todo puede explotar si no lo votan es el mismo que afirma que la economía está recuperándose. Tal vez porque niega la realidad se permite semejante imprudencia. Cinco indicadores de la recesión:

  • El índice de obreros ocupados en la industria, según el INDEC, cayó dos trimestres consecutivos: -0,8% en el cuarto trimestre de 2008, por primera vez desde fines de 2002, y -2,6% en el primer trimestre de 2006. Hace seis meses que se registran despidos en la industria.
  • La construcción, según el INDEC, se contrajo en un 2% en el cuarto trimestre de 2008, por primera vez en seis años, y un 1,3 por ciento en el primero de 2009.
  • Según datos del Ministerio de Trabajo, desde el segundo trimestre de 2008 disminuye el empleo en el sector formal de la economía.
  • Las ventas reales en supermercados –descontada la inflación real, no la calculada por Moreno– caen desde el cuarto trimestre del año pasado.
  • El gasto en turismo de residentes retrocede también desde el cuarto trimestre de 2008.

A propósito, Néstor y Cristina repitieron en los últimos días un error conceptual. Desde sendas tribunas de campaña destacaron como un dato de prosperidad que el turismo de argentinos en el exterior aumentó un 4% durante el primer trimestre de 2009, en contraste con la baja de turismo receptivo (de extranjeros en la Argentina), como consecuencia de la crisis internacional. Que argentinos de clase media acomodada viajen más a Miami, a Brasil o a Chile, porque resulta más barato que veranear en el país no es una señal de pujanza económica. En el mismo “error” incurrieron Martínez de Hoz, en épocas de la tablita cambiaria, y Domingo Cavallo, en tiempos del 1 a 1. Entonces era evidencia inequívoca de atraso cambiario. Tal vez también lo sea ahora.
Montenegro
Publicar un comentario

DISEÑOS

nuevos videos subidos



Argentina
pais de Ratones?

video
nuevo:


mis paginas web ( scrips, animaciones, musica, videos)

LISTADO DE PAGINAS WEB SUBIDAS HASTA EL MOMENTO.
Ir con INTERNET EXPLORER SOLAMENTE PARA VER Y OIR LOS SCRIPS:
VIDEOS

Entradas populares


MusicPlaylistRingtones
Create a